La octava edición del Salón Internacional del Vehículo Clásico reunirá centenares de automóviles y motocicletas, que son el reflejo vivo de los cambios sociales del siglo XX.

ClassicAuto Madrid 2017 apostará por reactivar la memoria de público y aficionados con una extensa exposición de vehículos históricos, integrada por varios centenares de automóviles y motocicletas que nos trasladarán a otros tiempos: desde los locos años 20 hasta la ilusionante década de los 80. El Salón Internacional del Vehículo Clásico de Madrid se celebra desde mañana viernes y hasta el domingo en el pabellón de Cristal de la Casa de Campo.

ClassicAuto Madrid concurre a su cita anual con la participación de cerca de 300 expositores procedentes de una decena de países. En el Salón se comercializará producto de fabricantes, restauradores, coleccionistas, accesorios, recambios, publicaciones, complementos, seguros, textil, etc. La muestra madrileña permitirá visionar y adquirir vehículos históricos restaurados por profesionales de reconocido prestigio internacional.

El Salón de Clásicos rendirá cumplido homenaje al Seat 600 que conmemora en este 2017, su 60 aniversario. El departamento de Vehículos Históricos de la firma de Martorell presenta cuatro unidades que detallan la evolución de este mítico modelo durante su fase de fabricación entre 1957-1973.

Celebraremos también el 40 aniversario del Porsche 928, un gran turismo coupé que combinaba la potencia y conducción de un deportivo con el refinamiento y el equipamiento de un sedán de alta gama encumbraremos el Abarth 124 Spider, enfrentando cara a cara su versión histórica y actual.

Habrá en esta edición algunas piezas automovilísticas muy especiales como un Mercedes 600 Pullman de 1973, un vehículo de representación de más de seis metros de largo y seis puertas; un Packard 120 Coupe Cabrio de 1936, un vehículo lujoso y exclusivo que encandilo en su momento a políticos, actores y ejecutivos; o un Hispano Suiza H6C Sport de los años 20, que se muestra en proceso de restauración con su carrocería de madera.

En el segmento de las dos ruedas también nos daremos un paseo por la historia. Tendremos motocicletas de todos los tiempos: de preguerra, de postguerra, de los dinámicos sesenta y de los consolidados setenta y ochenta; de todos los segmentos: urbanas, de campo, de competición, …; y de un sinfín de marcas nacionales e internacionales (Bultaco, Montesa, Vespa, Harley Davidson, Norton, Ossa, Derbi, Yamaha, Suzuki, BMW, Lube, Lambretta, etc.).

La actividad comercial de ClassicAuto Madrid se completa con un amplio programa de actividades que incluye exposiciones monográficas del Cuerpo Municipal de Bomberos o la Fundación Don Rodrigo de vehículos militares de la Segunda Guerra Mundial. Además, contaremos con el Concurso de Elegancia dedicado a los automóviles descapotables anteriores a 1955 y el de Restauración de Motocicletas dirigido a monturas españolas anteriores a 1970.

En el Salón de Clásicos de Madrid también hay espacio para el reconocimiento a personas que han destacado por su trayectoria personal o profesional en el mundo del motor. En este 2017 se cumplen 40 años de la primera victoria en Formula 1 de Emilio de Villota. Recordaremos esta hazaña con el piloto, con quien, además, los aficionados podrán mantener una charla coloquio el sábado y podremos admirar el monoplaza, Lyncar-Ford 006, recientemente restaurado, con el que se subió al primer cajón en el circuito de Mallory Park (Inglaterra).

La época de oro del Campeonato de España de Velocidad de motociclismo, aquella que trascurrió entre 1977-1982, será recordada con el reencuentro de una veintena de pilotos que contribuyeron a situar   está disciplina en el mapa del deporte español.

Y nos iremos de viaje con la peculiar Familia Zapp que en el año 2000 se subieron a un Graham-Paige de 1928 con el objetivo de atrapar un sueño. En los 17 años transcurridos desde aquel viaje iniciático han recorrido setenta países de los cinco continentes y a la experiencia se han sumado cuatro hijos.

El programa paralelo incluye la celebración de debates, las concentraciones de vehículos clásicos en el exterior de recinto, la presentación de programas deportivos en circuito y de libros, entre otras propuestas.

La octava edición del Salón Internacional del Vehículo Clásico cuenta con el patrocinio de la correduría de seguros Zalba Caldú y Freixenet y la colaboración de Madrid Destino, Iberia, Renfe e Ibis Hoteles.  ClassicAuto Madrid abrirá sus puertas de 10,00 a 20,00 horas el viernes y sábado y el domingo de 10,00 a 19,00 horas. El precio de la entrada será, al igual que el pasado año, de 15 euros por persona.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This