• Los mejores pilotos españoles del momento fueron seleccionados para el equipo
  • Entre 1977 y 1979 participaron en los principales campeonatos de Fórmula 3
  • Luis Canomanuel, “Kuru” Villacieros y Jordi Catón recibirán un homenaje en ClassicAuto

Fue el primer programa internacional creado por la Federación Española de Automovilismo para promocionar a jóvenes pilotos fuera de nuestras fronteras. Eran los tiempos de Fernando de Baviera como presidente de la FEA, quien apoyó la propuesta del piloto y periodista, Luis G. Canomanuel, para organizar un “Equipo Nacional Español” en la Fórmula 3 europea.

El propósito era abrir una vía hacia la Fórmula 1 a los pilotos españoles que se estaban formando en las Fórmulas SEAT 1430 y 1800 y que quedaban bloqueados dentro de nuestras fronteras por cuestiones idiomáticas, de presupuesto y logísticas.

En 1977 se puso en marcha el proyecto, que contó durante tres temporadas con el apoyo de empresas españolas -como Enagas, Empetrol (Repsol y CS) o Danone- además del Consejo Superior de Deportes y de la propia Federación.

Canomanuel asumió la doble función de director del equipo y de piloto, junto a Juan Ignacio “Kuru” Villacieros, ambos con experiencia y magnífico palmarés en las Fórmulas SEAT nacionales. Para el programa, adquirieron dos Ralt RT-1 -monoplaza recién aparecido en la F-3 diseñado por Ron Tauranac- con motores Toyota preparados por Novamotor en Italia y con el apoyo del equipo técnico del británico Robert Heavens. La sede se fijó en Inglaterra (donde se disputaban los mejores campeonatos), y pronto se unió como mecánico Juan Viladelprat, que luego se labraría un gran porvenir que le llevó a la Fórmula 1.

Pese a los problemas del idioma, de un coche muy diferente y del desconocimiento de los circuitos, Canomanuel y Villacieros hicieron una digna temporada con algunos buenos resultados por toda Europa.

En vez de aprovechar la experiencia acumulada, el Equipo Nacional de F-3 se reestructuró completamente en 1978 con el fichaje (tras una selección pública) de dos jóvenes valores: Jorge Catón y Fermín Vélez (con apenas 18 años), mientras Luis Canomanuel se retiraba como piloto y se centraba en su labor de director deportivo. Catón logró varios puestos prometedores, tanto en los Campeonatos Británicos como en el Europeo y en la Copa del Mundo de F-3, pero Vélez sufrió varios accidentes debido a su fogosidad (en uno de ellos, con graves quemaduras) que lastraron el ajustado presupuesto del equipo, cuya temporada terminó en el circuito del Jarama de forma “tormentosa”.

Para su tercera temporada -1979- el Equipo Nacional centró su mermadísimo presupuesto en un sólo piloto: Jorge Catón, mientras Vélez recibió como dote uno de los Ralt y dos motores para organizar su propio programa de forma independiente. Catón luchó aquel año con jóvenes pilotos que pronto adquirirían renombre mundial, como Alain Prost, Nigel Mansel, Andrea de Césaris o Michele Alboreto (por citar algunos) y consiguió buenos resultados y tiempos por vuelta, aunque decidió retirarse a final de año al no tener opción de conseguir patrocinadores suficientes para continuar.

El Equipo Nacional de F-3 se disolvió por falta de medios económicos. La Federación decidió adjudicar los recursos a apoyar a otros pilotos como Emilio de Villota o Antonio Zanini. Se tardaría casi una década en volver a poner en marcha un programa promocional en Fórmula 3, esta vez con Luis Pérez-Sala y Luis Villamil.

Luis G. Canomanuel, “Kuru” Villacieros y Jordi Catón (desgraciadamente Fermín Vélez falleció hace unos años) acudirán a ClassicAuto para recordar aquellos años heroicos en Europa que marcaron “un antes y un después” para los pilotos españoles. 

Pin It on Pinterest

Shares
Share This
Malcare WordPress Security